¡Cuando bebas agua, recuerda la fuente!

Siento profundo agradecimiento por todas aquellas personas que han viajado conmigo durante mi vida, la familia, los amigos, los no tan amigos, compañeros de estudio y trabajo, colegas de parranda y todos con quienes he tenido contacto, porque gracias a ellos, hoy soy quien soy, con mi experiencia, mis errores y mis virtudes, ustedes me ayudaron a forjar mi carácter y sentir pasión por la vida, la creatividad, el trabajo y el placer.

Mis padres, los amo, Gladys (+) y Clemente (+), sin ellos no existiría, a mi hermano Fabián, por todas nuestras vivencias, a mi hija Manuela, porque salvaste mi vida,  a mi esposa, por construir una familia junto a mi, a mis sobrinos Steffanno y Alesia, ellos me entrenaron para ser padre y a mi cuñada, por haberle procurado una bella familia a mi hermano.

Así mismo, debo agradecer profundamente a toda mi familia paterna y materna, por sus concejos, su apoyo, su orientación, su formación, sus ejemplos de honestidad, trabajo, ética y amor, todos juegan un papel muy importante en mi vida.

A mis amigos, la gran familia que hemos construido, unos somos amigos desde niños y otros recientemente los conozco y nos hemos adoptados como amigos, pero el amor, el respeto y la buena intención, nos mantendrán unidos por siempre.

Y por último, debo agradecer al grupo de los contradictorios, que me han hecho viajar y entender otras culturas, conocer otras lenguas y tener amigos en todo el mundo.